Pastor Alemán - www.delsoldeoeste.cl

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

 

Pastor Alemán

"Una frase hecha dice que el perro de pastor alemán 'no es el mejor perro en nada, pero es el segundo en todo". Aunque no es exacta, como todas las generalizaciones, se acerca bastante a lo real.
De hecho, se pueden encontrar razas que superan al pastor alemán en alguna cualidad específica, pero ninguna tiene tan gran nivel de versatilidad ni es capaz de realizar, de una forma tan excelente, todas las cosas que son capaces de hacer los pastores alemanes.

HISTORIA
 
El Pastor Alemán es una raza de creación alemana, se considera que un criador en particular, Von Stephanitz, fue quien más trabajó en la mejora del temperamento y apariencia física de la raza. Ya desde el siglo VII existía en Alemania un perro ovejero de aspecto similar al actual, pero con pelaje más claro que fue oscureciéndose con el tiempo. Se exhibió como raza por primera vez en Hannover en 1882 y tras la Primera Guerra Mundial llegó a Inglaterra, donde dedicaron años a decidir si llamar a la raza Pastor Alemán o Alsaciano, como también es conocida.

DESCRIPCION
•TAMAÑO altura a la cruz de 60 a 65 cm. para los machos y de 55 a 60 cm. para las hembras
•PESO: entre los 30-40 kg en los machos y 22-32 kg en las hembras
•CEPILLADO: frecuente, de forma diaria
•EJERCICIO: muy necesario y de forma regular
•TEMPERAMENTO: equilibrado, con nervios firmes, seguro de sí mismo
DESCRIPCION: El Pastor Alemán tiene gran armonía en su aspecto y equilibrio en su forma, más largo que alto, de algo más de 60 centímetros los machos y algo menos las hembras.

CUIDADOS
 
Hay que vigilar de forma regular la salud del Pastor Alemán, sobre todo durante los primeros meses de vida, ya que son propensos a contraer enfermedades como el moquillo. Es una raza que necesita practicar ejercitarse de modo contínuo, por lo que las salidas al campo, playa o montaña son necesarias y deberá corretear a su antojo siempre que sea posible. Así, su fuerte musculatura se mantendrá en forma y reducirá la posibilidad de padecer atrofiamientos muy comunes en ejemplares inactivos, como puede ser la displasia de cadera. Esto también contribuye a preservar su equilibrio psíquico, ya que es una raza especialmente predispuesta a padecer trastornos temperamentales que en casos extremos degeneran en neurosis.
Hay que tener cuidado con la sobrealimentación puesto que los pastores alemanes poseen un apetito voraz. Debe tener una dieta equilibrada basada en alimento seco especial para perros, ya que puede padecer problemas gástricos que, mal tratados, degeneran en diarrea crónica.
El cepillado debe ser diario y resulta imprescindible para conservar su pelaje brillante y hermoso.

CARACTERÍSTICAS
 
Muy inteligente, leal y protector con su dueño, no se le puede considerar un "perrito faldero", sino más bien un trabajador que necesita desarrollar una tarea. De hecho, las ocasiones en las que resulta agresivo son debidas a un excesivo instinto de vigilancia y a un mal aprovechamiento del Pastor Alemán.

CABEZA
 
Cabeza proporcionada, larga y enjuta, con cráneo moderadamente ancho entre las orejas; ojos almendrados, de mirada franca, trufa muy oscura y orejas erguidas, anchas de base e implantadas altas. Cuello fuerte y musculoso, con pelo algo más largo. Tronco recto y muy fuerte, con grupa larga y algo en descenso. Tercio posterior muy potente y cola muy larga de pelo espeso.

VIDA

 Además de las correspondientes a su función de perro pastor:
•Raza polivalente
•Excelente guardián
•Seguidor de rastros
•Perro guía para invidentes
•Perro policía
•Antidroga
•Antiexplosivos
•Anticatástrofe
•Localizador de personas perdidas en avalanchas y aludes de nieve

NUESTROS PASTORES

MIAMI
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal